miércoles, 17 de marzo de 2010

El grito


Clones
todos iguales
calvos estándares
con vidas inútiles
siguiendo el algoritmo establecido
nunca cuestionando el protocolo
ni el ceremonial.
Caras de máscara
gemelos de quirófano
firmando al pie del testimonio
la derrota de los sueños
sin homologar.
Voces hipócritas
gestos estúpidos
tragando saliva venenosa
violados legalmente
sin gritar.
No escuchan mi voz
mi sollozo, basta!
mi gemido, basta!
mi ruego, basta!
[y grito]
BASTA !!!


*Ejercicio de taller literario Voces, agosto2006/
Imagen disparador.

4 comentarios:

  1. Muy profundo, sólo una como tú puede hacer un poema de esta clase. Te felicito.

    ResponderEliminar
  2. mmm... no hay nada en este poema que no deja de sorprender... venga dama de MARZO si hubiese calificador no hubiera apra excelente muestra bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22/3/10 1:05

    Pocas veces he leído poesía tan inteligente. Es un lujo haber dado con su blog.
    Eduardo Martínez

    ResponderEliminar
  4. *** Lazarus, una como yo puede gritar hasta que la escuchen. O escribir hasta que le sangren los dedos. O volar.

    *** Nazgul, ay qué emoción lo que me decís! Todos necesitamos dar ese buen grito.

    *** Eduardo, gracias por considerarla poesía inteligente. Es un poema fuerte.

    A todos los que se detuvieron y sintieron ganas de gritar... gracias.

    ResponderEliminar