miércoles, 7 de abril de 2010

Desde un cuento


Desde un cuento de final misterioso,
de letras rebeldes que se amotinan,
los argumentos no piden permiso
y plantan al pie de tu ventana
un bosque de palabras
un poema de pinos.

Desde un cuento de piezas de ajedrez
que bailan y escapan de la pista
¡mira! los peones salen cabalgando,
parecen una escolta de centauros
para la nobleza descalza
que alucinada camina.

Desde un cuento de amigos y enemigos,
traslúcida epidermis y holograma,
¡mira! las páginas de un libro
escriben sin testigos, en silencio,
los ojos del corazón risueños
las manos poetas del alma.

5 comentarios:

  1. Tus poemas son como flores regadas para que al encontrarlos el alma se perfume de belleza, de sentimiento, mi cariño inmenso para vos Raquelita, besos

    ResponderEliminar
  2. Otra joya, vaya estás hecha de versos, eres una estrella del universo, en este mundo incierto, que bien me siento leyendote, eres la poesía misma, en cada momento, en cada lugar, para mi eres una espacio romántico en cada poema que escribes. Que Dios te bendiga amiga.
    BESOS PATA TI.

    ResponderEliminar
  3. Tenés la virtud de convertir las palabras en magia. Leo este escrito tuyo y eso de que los caballos de ajedrez parecen una escolta de centauros me transportó a la fantasía. Sos mágica.
    Eduardo.

    ResponderEliminar
  4. *** María José, cuánta ternura en tus palabras! Gracias por dejarme tu mensaje. Un besito que vuele a Venezuela y te busque hasta encontrarte querida poeta.

    *** Lazarus, "el espacio romántico" así es poeta. Porque todo pasa y queda lo importante.
    Cariños Rafael.

    *** Eduardo, qué lindo encontrarte día a día entre mis letras. Y si captás la magia estás preparado para volar también. Besos.

    Gracias a todos por leerme, por invertir minutos en poesía.

    ResponderEliminar
  5. Desde un cuento donde los ojos amigos destilan generosidad y afecto sincero, eso es lo que tu entregas sin medida.

    ResponderEliminar