viernes, 30 de abril de 2010

Nivelar para abajo

Cambiaré mi piedra obsidiana
entregaré mi paz
mi vuelo mis alas
por un instante kitsch
ante tus ojos grandes.

Mataré el ángel
okupa en mi cuerpo
y lo que reste de mí
será la vaina
de una estaca mortal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario