miércoles, 2 de diciembre de 2009

Paradigma

Cuando el aire entre tu plato y el mío
es el registro -en silencio- del sonido
de las palabras que callamos y las que decimos;
cuando el color de tu copa y la mía
es la gama -en tinieblas- luz índigo
de las miradas que bebemos y las que intuímos;
cuando la suave elegancia de un mantel es el proscenio
donde tu mano y la mía improvisan
la escena de una caricia;
cuando el espacio intangible sucumbe
a la estancia de un paradigma
que invoca, fluye y profetiza
las almas se reconocen
tus ojos se humedecen y en los míos
tormenta de purpurina.

4 comentarios:

  1. bueno poema, notalgica que se grita a los cuatro vientos una incomodidad que se refleje en tus letras, y esa forma de decirlas tan severas, un abrazo, seguimos leendote muack

    ResponderEliminar
  2. -QUERIDA RAQUELITA: ESE DON NATURAL Y TAN PULIDO EN TUS LETRAS, QUE PRODUCE TODO EL ENCANTO Y LA MAGIA EVOCANDO LAS EMOCIONES SILENTES. Y EL FINAL, SIEMPRE ABIERTO. TE FELICITO Y TE ARROJO UNOS BEGASOSOS.
    JOTACET

    ResponderEliminar
  3. Querida Diana, es hermoso leerte siempre... Invades de emoción mi alma con tus letras llenas de ternura junto el talento que el Señor depositó en tu ser para transmitir en la excelencia de tus versos lo que tu corazón siente.
    Besitos y felicitaciones, preciosa.

    AZUL

    ResponderEliminar
  4. Instantes milimétricos, compases que encierran un presagio en su propia cadencia; los sueños caben en resquicios inimaginables y al final siempre hay una mano que se posa y es el sueño quien descansa en cada dedo.

    Me dejo llevar por tu poesía y disfruto como si bajara el Danubio en una barca en un día de verano.

    Gracias!

    ResponderEliminar