miércoles, 12 de diciembre de 2012

Servilleta de papel

No sé si se conocían o fue amor a primera vista.
Sólo sé que él desayunaba siempre en la misma esquina
en el mismo bar,
porque había cuatro bares, uno en cada esquina
pero él no era de romper rutinas.

Ella lo miró y no dijo nada
(él fingió que no la veía)
y ella se fue pero al pasar
dejó un número
apurado en una servilleta
y él se enamoró
                 de la servilleta
porque él no era de enamorarse.

En cambio yo
que no soy de desenamorarme
llevo en la cartera una servilleta
por si paso alguna vez por esa esquina
y lo vuelvo a ver.

Raquel
11-dic-2012

2 comentarios: